En estos años, nos movemos por 1993-1994 empieza a surgir unos movimientos que cambiaron el panorama comercial en España. Fueron unos años de grandes aperturas de centros comerciales. Empezaba a cambiar el panorama de las ciudades. Calles y ejes comerciales empezaban a quedarse con locales vacíos porque en casi todas las localidades se empezaban a construir, en aquellos momentos, centros comerciales que fueron derivando en parques comerciales.

Eran muy distintos a los que conocemos actualmente. Su configuración tipo era un hipermercado, cines, luego vinieron los mega complejos multicines con 25 y 30 salas, con tiendas de moda y servicios. Todo regado con algún local de hostelería para retener al cliente en el mall el mayor tiempo posible.

Estas implantaciones comerciales eran muy beneficiosas para cualquier ayuntamiento. En muchos casos, estos centros comerciales eran intercambios o permutas con el consistorio de turno por dotaciones urbanísticas para el municipio. Entendido de otra manera, la construcción del centro comercial llevaba la obligación para el promotor de la construcción de un centro de salud, colegio, polideportivo… o lo que cada municipio negociará puntualmente.

Pero a la vez, iba despoblando a los barrios, calles y ejes comerciales del comercio de proximidad. Los clientes vieron como novedad el poder hacer sus compras en estos centros comerciales, aún pequeños para lo que se fue viendo posteriormente, donde se aparcaba bien y sin moverse del sitio, satisfacían todas sus necesidades.

Y en esas estábamos cuando después de cuatro años desde la inauguración de la primera tienda se aprueba en el municipio cercano de Torrejon de Ardoz la construcción del Centro Comercial Parque Corredor. Un megacentro situado en la carretera de Torrejon a Ajalvir que cambió el panorama comercial de ambos municipios, Torrejón de Ardoz y también por proximidad, Alcalá de Henares.

Comparte éste artículo con tus amigos
×