Este año que empieza celebramos nuestro 35 aniversario y queremos presentaros nuestro logo que estará en vigor durante todo el año 2024. En el he querido aglutinar dos frases con mucho contenido y relato.

“Sin ti no hubiera sido posible”

Con esta frase doy las GRACIAS en mayúscula a todo el mundo que ha hecho posible llegar hasta aquí. Cumplir 35 años no ha sido fácil. Hemos superado las dos crisis de los años 2007 y 2012 que dejaron desbastada la economía. Cierre y ajustes de empleo en muchas empresas dio unos latigazos durísimos a la economía. Por si esto fuera poco, la COVID 19 en el año 2020 remató la economía, no sólo española, sino mundial.

Para llegar hasta aquí ha hecho falta el buen trabajo y excelente dedicación y profesionalidad de todas y cada una de las trabajadoras que han pasado por la empresa. Para que luego digan y hablen de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. En Paco Cecilio durante estos 35 años sólo han trabajado mujeres. Y aquí está el resultado, 35 años celebrando con ganas y decisión firme el aniversario de la marca.

Desde la primera, de nombre Cristina, hasta la actualidad, donde cuento con el mejor capital humano posible. Yolanda, Mª José, Carmen, Sandra y Cruz forman en la actualidad un equipo insuperable en ilusión, compromiso y profesionalidad del mercado. Pasando por las más de 150 mujeres que han dejado y aportado, cada una de ellas, su granito de arena para hacer cada día más grande la marca.

Pero no sólo con ellas ha sido posible. Proveedores, representantes, escaparatistas, agencias de marketing y publicidad, colaboradores externos, transportistas, fabricantes…A todos ellos les dedico la frase “Sin ti no hubiera sido posible”.

“35 años no son nada”

En el 25 aniversario quisimos titular con el siguiente claim: “Lo mejor está por llegar” y en el 30: “Un presente lleno de futuro”. En ambos reflejábamos el espíritu de la marca en ese momento. La frase con la que ilustramos nuestro 35 aniversario quiere decir que aún nos queda mucho por hacer. Que estamos con la ilusión del primer año y que tenemos por delante muchos años de aprendizaje, innovación, desarrollo e ilusión por hacer lo más grande posible esta empresa. Han pasado muchos años, pero no miramos atrás, sólo miramos al futuro con motivación de estar otros tantos años.

El pasado es inamovible, el futuro esperanzador y hoy un regalo, por eso se llama presente. Anclarse en el pasado es sufrir y recordar, algunas veces bonitos recuerdos y otras no tanto. Por eso miro al futuro con la mirada puesta en seguir muchos años cambiando la vida de nuestros clientes desde la satisfactoria experiencia de compra que les damos en las tiendas.

Comparte éste artículo con tus amigos
×