Esas navidades fueron estresantes porque tenía ante mí una misión completamente nueva para mí. Y ademas, la vertiginosa actividad diaria de las tiendas ya existentes que veían aumentadas sus ventas en navidad, reyes y campaña de rebajas.

A la vez que seguíamos con el día a día de las tiendas, preparábamos la primera tienda de la empresa fuera de nuestro ámbito normal de actuación. Para mí era un reto precioso, apasionante, pero que conllevaba unos riesgos y peligros que nunca habíamos tenido ante sí.

El primer problema que no encontramos fue contratar personal para la inauguración de la tienda sin estar in situ allí. Lo hice viajando varias veces allí en enero y entrevistando candidatas. Había dias que iba y venía en el día en avión. Otras veces, iba en coche y realizaba varias gestiones aprovechando el viaje.

Recuerdo una anécdota. Pregunté a una de las candidatas que iba a entrevistar que me recomendara un hotel donde pasar la noche. Me aconsejo un hotel, no recuerdo el nombre, donde decía se alojaban los pilotos de Iberia cuando pernoctaban en Asturias. El aeropuerto está en el concejo de Castrillón, muy cerca de Avilés. Aquello era lo más cutre y ruinoso que había visto nunca. Parecía de “Cuéntame”. Viejo, frio, oscuro, abandonado…Esa noche no me quité ni los calcetines porque me daba asco meterme entre las sábanas. Creo que ha sido el único día en mi vida que salí de casa sin duchar. ¡Cómo estaba la bañera!

Tenía un vuelo a las 7:25 horas para regresar a Madrid y seguir trabajando. Recuerdo que hacia un frio de justicia, llovía abundantemente y llegar al aeropuerto fue una odisea. Era noche cerrada y hasta encontrar un taxi fue misión imposible. Pero deje todo cerrado y atado. Personal contratado, gestoría contratada para todos los aspectos laborables, jurídicos y fiscales. Sólo faltaba la empresa que se encargaría del acondicionamiento del local. Que fue la misma que nos había hecho algún trabajo en Madrid. En realidad, el local solo necesitaba trabajos de carpintería y electricidad. Todo lo demás era aprovechable. Se desplazaron hasta allí y en 15 dias dejaron la tienda perfecta para su inauguración.

Comparte éste artículo con tus amigos
×