El pañuelo es un complemento que da un toque de distinción en el vestir al hombre moderno. Además, es una seña de elegancia tanto en el vestir formal como casual. Sin embargo, a pesar de esto no es muy común su uso. De hecho, a muchos hombres les resulta ridículo su uso. Se ven raros con él.

Hace apenas 40 años, el uso del pañuelo en el bolsillo exterior de la chaqueta era muy frecuente. Actualmente cuesta mucho ver hombres con este complemento. Los puedes usar lisos o estampados, dependerá de tu personalidad y estilo.

El tejido más usado para los pañuelos es la seda. Aunque en verano se puede usar de lino y en invierno de cachemira. El tamaño también es variable, lo encontrarás de, al menos, dos medidas.

Su colocación es vital para que su uso nos dé un plus de elegancia. Lo natural es introducirlo de manera desordenada y colocarlo posteriormente. No debes sobresalir más de 3 o 4 cms. Aunque en el ámbito formal es mejor mostrarlo de forma recta y paralela al bolsillo. Encontrarás muchos tutoriales en internet con infinidad de formas y maneras de doblarlo.

No es obligatorio que el pañuelo sea del mismo color que la corbata. Debe coordinar con algún elemento de tu outfit, pero no tiene que ser del mismo color. Así será más Fashions y glamuroso. A tener muy en cuenta la época del año. En verano podemos utilizar pañuelos de colores vivos. De hecho, mi consejo es que seas atrevido y transgresor y combines colores diferentes entre la corbata y el pañuelo.

Todas las chaquetas, en todos los ámbitos en los que te muevas, tienen un mejor efecto visual para quien nos mira, con pañuelo que sin él. Una chaqueta que no use pañuelo siempre será mas pobre visualmente.

Comparte éste artículo con tus amigos
×