El calor puede tener varias consecuencias en la moda. Por ejemplo, durante el verano, las personas tienden a buscar ropa más ligera y cómoda para combatir el calor. Esto puede llevar a cambios en las tendencias de moda, con un mayor enfoque en telas transpirables y diseños más frescos.

La producción de ropa y calzado produce el 8% de los gases de efecto invernadero y es responsable del 20% del desperdicio total de agua a nivel global.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta el impacto ambiental de nuestras elecciones de moda y buscar opciones más sostenibles y éticas. Muchas empresas están adoptando prácticas más sostenibles y ofreciendo opciones de moda más respetuosas con el medio ambiente.

Para combatir el calor con la ropa, hay varias cosas que puedes hacer. Aquí te dejo algunos consejos que pueden ayudarte:

  1. Usa ropa ligera, holgada y transpirable. Opta por telas naturales como el algodón o el lino, ya que las fibras sintéticas pueden atrapar el calor corporal y hacerte sentir incómodo.
  2. Elige colores claros y estampados divertidos. Los colores claros reflejan la luz solar y pueden ayudarte a mantenerte fresco, mientras que los estampados pueden distraer la atención de las manchas de sudor.
  3. Usa sombrero o gorro para protegerte del sol. Asegúrate de que sean de fibras sintéticas que no absorban el sudor y que tengan ventilación para permitir la transpiración.
  4. Elige calzado cómodo y transpirable para mantener tus pies frescos.

Además de la ropa y su uso hay otros consejos que te damos para soportar estas olas de calor. Es igualmente de importante que el buen uso de la ropa. Aquí te dejo algunos consejos para sobrevivir con olas de calor:

A.- Bebe agua y líquidos con frecuencia, aunque no sientas sed y con independencia de la actividad física que realices.
B.- Evita las bebidas con cafeína, alcohol o muy azucaradas, ya que pueden favorecer a la deshidratación.
C.- Permanece el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesites.
D.-Usa ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
E.- Usa sombrero o gorro para protegerte del sol. Asegúrate de que sean de fibras sintéticas que no absorban el sudor y que tengan ventilación para permitir la transpiración.
F.- Evita salir en las horas centrales del día y ventila la casa por la noche.
G.- Aumenta la ingesta de frutas y verduras.

Comparte éste artículo con tus amigos
×