Cada uno tiene una manera de ver o percibir la elegancia. No hay nada escrito y lo que vas a leer a continuación es solo la opinión subjetiva de una persona que busca la elegancia permanentemente en el día a día. Ir elegante no es ir siempre de traje. Se puede ir muy bien vestido, tremendamente elegante de sport o casual.

Normas para vestir bien hay muchas. Voy a contarte las más evidentes a modo de decálogo:

1.- Tu ropa siempre tiene que estar en un estado impecable. Debes cuidar tu guardarropa a diario. Nunca uses la prenda más de dos días seguidos. Si cuidas tu ropa te durará más tiempo.

2.- Utiliza prendas que te siente bien. Familiarízate con tu cuerpo. Tu altura, forma del cuerpo y el color de piel influirá en la elección del look.

3.- Valora la limpieza de las prendas y de tu cuerpo. Todo debe ir en consonancia. Un rostro o cuerpo no arreglado o unas prendas sucias incidirán negativamente en tu imagen.

4.- Compra lo más caro que tu economía te lo permita. Especialmente los zapatos. Siempre de piel. Cualquier otro material te dañará tus pies.

5.- No uses nunca camisa punta cuello con corbata. Y mucho menos si la camisa tiene cuadros grandes o rayas anchas.

6.- No dejes que la manga de la americana tape el puño de la camisa.

7.- No permitas que el bajo del pantalón descanse en el empeine del zapato que produzca arrugas interminables.

8.- Piensa siempre la armonía del outfit. Cada prenda debe complementar a las demás, y ninguna de ellas destacar sobre el conjunto.

9.- Demuestra tu personalidad con el vestir. Las normas no deben romperse, pero te permiten cierta flexibilidad.

10.- Por último, disfruta de tu atuendo. Si aprendes a disfrutar de tu aspecto, te agradarás a ti y a los demás. Demuestra que eres un perfecto caballero e impecablemente vestido.

Comparte éste artículo con tus amigos
×