La camisa para hombre existe desde hace cientos de años. Originalmente vestida como prenda interior, la camisa se llevaba cerca de la piel y era solo visible por sus bordes y aberturas.

Los cuellos evolucionaron desde la gorguera y fueron surgiendo otros, como los cuellos con lazadas y más tarde la corbata. A principios del siglo XIX, las camisas de patrón con pie de cuello alto se complementaban con abrigos de cuello camisera y se acompañaban con una corbata o un fular.

Las diferencias entre las camisas de día y las de noche evolucionaron constantemente durante el siglo XIX. La cantidad de camisas visibles se formalizó y estaban determinadas en gran medida por el corte del chaleco. Los cuellos eran piezas desmontables que se ajustaban con tirilla y botón o con botones metálicos. La forma del cuello tomó tal importancia que determinaba los niveles de formalidad. Las camisas blancas se decoraban detalladamente con finas jaretas, chorreras o bordados, mientras las camisas formales de día se almidonaban y tenían el cuello y los puños desmontables. Los cuellos almidonados rectos se llevaban con corbata anudada con un ancho lazo. Las camisas de día menos formales empezaron a realizarse con motivos y rayas, y también con cuellos desmontables, incluyendo el cuello camisero, que es la base de la camisa contemporánea con cuello. En 1871, Brown, Davis & Co., una camisería inglesa, registró la primera camisa con botones frontales. Hasta entonces, todas las camisas se habían vestido y desvestido por la cabeza.

Hoy la camisa es la prenda más vendida en el mundo de la moda hombre. Ha habido a lo largo de la historia infinidad de cambios, pero siempre será la reina de la vestimenta masculina. Las puedes encontrar en diferentes tejidos, según la época del año. La reina siempre será la camisa 100 % algodón, aunque la mezcla de algodón y poliéster hará que sea más fácil de planchar. Y hoy en día, la prontitud y la inmediatez también es valorada en moda, no sólo en ecommerce. En verano, aunque no admitida por todos los clientes, la camisa más vendida es la de lino. Natural o mezclada también con algodón para facilitar su plancha.

Dependiendo del vestir podremos encontrar varios tipos de cuello, aunque lo mas sencillo es no complicarse. Si vistes sport, lo más vendido es la camisa de botón punta cuello. En vestir hay mucha más oferta de cuellos. Desde el cuello cutaway, italiano o ingles terminando por el sencillo cuello de vestir. La elección dependerá de la corbata que vayas a usar. Cuanto más abierto sea el cuello, mejor quedará el nudo de la corbata.

Comparte éste artículo con tus amigos
×