El calzado es más importante para tu salud de lo que piensas. Además, de la elegancia que pueda dar a tus outfits, la comodidad y calidad de tus zapatos serán determinantes en la elección. Hay que buscar a la forma de tus pies para hacerlos a medida de tus necesidades.

Lo primero será acertar con tu talla. Tanto pequeño como grande hará un infierno tu día a día. Rozaduras y molestias serán lo único que conseguirás si no aciertas con tu número perfecto. Para ello pruébalos bien antes de salir de la tienda. Además, y como medida de refuerzo, anda en casa con ellos un buen rato antes de salir a la calle. Unos zapatos usados y rozados contra el suelo no te los cambiaran. Así que, asegúrate que no te resulten molestos e incomodos antes de estrenarlos.

El estilo del zapato es muy importante. Tienes que revisar bien tu armario y ver los diferentes estilos de ropa que tienes, y buscar los modelos para cada uno de ellos. No es lo mismo vestir de traje que casual. Aquí tienes un gran abanico desde el clásico blucher de cordones a la sneakers. Pero siempre que sean cómodos, y buenos. Un zapato de piel es una inversión para tu salud. Tobillos, rodillas, caderas y columna vertebral te lo agradecerán. Materiales de máxima calidad te aseguran durabilidad y comodidad. La piel siempre será para zapatos de vestir, el nylon o algodón para zapatos deportivos.

La suela es otro aspecto que debes tener en cuenta. Un buen zapato de piel llevará suela de cuero. Si es cosida, estilo Goodyear, te asegura vida y calidad al zapato. En las sneakers o zapatillas, la suela suele ser de goma.

El uso del zapato será determinante en la elección. No es lo mismo para trabajar que ir a una barbacoa al campo. El uso que vayas a hacer de ellos será determinante en la búsqueda de calzado. Cada persona tiene pies diferentes y es importante elegir un calzado que se adapte bien a la forma de tus pies.

A partir de ahora, la geografía entera está llena de fiestas patronales, Rocio, fiestas de verano…por eso es importante contar con un calzado cómodo que nos permita aguantar las largas horas de fiestas sin dolor en los pies. Nuestros zapatos, sea cual sea el estilo, se caracterizan por ser cómodos y elegantes, y están fabricados con materiales de primera calidad.

Los zapatos de hebilla nunca pasan de moda, son un clásico. Se caracterizan por tener un punta lisa o perforada y un cierre con doble hebilla lateral. Son ideales para graduaciones, bodas o cenas de gala. Perfectos para cualquier hora del día.

Los mocasines son cómodos y elegantes y se caracterizan por no tener cordones ni hebilla. Son recomendados para eventos de larga duración, ya que su diseño sin cordones evita fricciones en el pie. Además, su suela plana y suave es apropiada para caminar sin dolores de pie, tobillo, rodilla o cadera.

Las sneakers es la opción más cómoda y casual de todo el vestuario. Son los más informales por su variedad de colores, modelos y acabados. Se ajustan a todos los estilos y a todas las personalidades. Sus suelas de goma y amortiguadas junto con sus tejidos transpirables permiten su uso durante la jornada completa.

Comparte éste artículo con tus amigos
×